Leyes biológicas: ¿leyes universales?

September 10, 2018

Estamos acostumbrados a analizar la realidad desde la dualidad de  nuestras creencias o sistemas de referencia, cosa que es muy productiva ya que nos posibilita tener un sentido de dirección y genera economía de pensamiento, es decir, es más fácil elegir entre dos opciones que entre 10 opciones.

Imaginen la película Matrix, donde el protagonista se ve en la necesidad de elegir entre dos posibilidades, la pastilla azul o la roja (sin importar el resultado ya que ambas lo conducirán al mismo lugar). Si hubiera tenido en frente una píldora verde, otra amarilla, otra negra, otra naranja, seguramente esa película hubiera necesitado mas de una hora cuarenta para resumir el argumento, y definitivamente el costo de producción se hubiera multiplicado proporcionalmente por cada una estas posibilidades.

Esto nos muestra lo efectivo que es tener un pensamiento dual, básicamente es económico. Pero este tipo de pensamiento algunas veces nos hace “caer” en silogismos, es decir, razonamiento que está formado por dos premisas y una conclusión que es el resultado lógico que se deduce de las dos premisas. 

 

La herramienta conceptual que utiliza el silogismo es el pensamiento lógico, el cual nos lleva a una conclusión, esa conclusión no es del todo importante en si misma, lo que se prima en este tipo de razonamiento, es la estructura lógica con la cual se vincula con la realidad.

La conclusión puede ser falsa, pero a la luz de la lógica, eso no importa, lo que importa es cómo lo estructuro.

 

Un ejemplo de esto sería el siguiente pensamiento lógico:

La biología es concreta
todo lo concreto es limitado
la biología es limitada


Este razonamientos es falso, pero lógico en si mismo.

Cuando estructuramos una realidad desde un sistema de referencia dejamos fuera otras realidades que al ser desconocidas por el individuo le impide la comprensión de un sistema mucho más complejo. Al observar el universo vemos caos, la forma de salir de ese caos es proveer de estructura, categoría y clasificación para que “entre” en un marco de observación. 

 

 

Pongo como caso la biología, que tiene procesos muy concretos pero también procesos muy abstractos, me refiero al caso particular de las conductas y comportamientos, que no son tenidos en cuenta muchas veces desde los sistemas de referencias o creencias, por su desconocimiento del funcionamiento del cerebro, es decir, desconocen cómo nuestro cerebro genera la percepción del espacio y el tiempo.

 

No quiere decir esto, que los sistemas de referencias no sirvan, o que las creencias deban ser cambiadas (si eso es posible), para nada, lo que digo es que en la medida que conozco el funcionamiento de mis conductas y comportamientos más conozco acerca de lo que me rodea.

¿Si nosotros como seres humanos abstractos y concretos, funcionamos con leyes biológicas claras y demostrables, esas leyes, no serán  las mismas que rigen la tierra y el espacio tiempo?

Pablo Martínez Armesto
Consultor y Formador en Gestión del Cambio

 

Si estás transitando un proceso biológico de cambios de conducta y comportamiento y quieres profundizar en las causas para llevar adelante un plan de acción, infórmate acerca del programa de acompañamiento de dos meses One to One.

 

 

 

Comparte
Twitea
Comparte
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Sígueme
  • Icono social de YouTube
  • Facebook Basic Square